IMAGINA TU BODA: Wedding Planner, qué hace y cuáles son los costes

/COMUNICAE/

¿Qué significa realmente desempeñar el papel de wedding planner? Como profesión todavía relativamente nueva en España, a menudo estos servicios no están muy claros

En este artículo, IMAGINA TU BODA, wedding planner Madrid, aclara el papel de los wedding planner, qué servicios ofrecen, qué valor añaden en las bodas y cuáles son los costes.

Para entender mejor lo que significa un wedding planner y por qué es necesaria esta figura profesional, a continuación, se informa un poco más, primero sobre la historia y luego sobre los servicios de planificación de bodas.

¿Qué es un wedding planner y cómo surgió esta figura?
La figura del wedding planner empezó a desarrollarse de forma profesional y estructurada en la década de 1980. Si al principio los wedding planner se dedicaban sobre todo a organizar bodas de destino, es decir, bodas celebradas fuera del lugar de residencia de los novios y los invitados, durante los años 90 la figura cobró cada vez más importancia también para las bodas tradicionales.

¿Qué hace el organizador de bodas? Como la propia palabra indica, «planifica la boda» y apoya a los novios en el emocionante, pero estresante, periodo de los preparativos nupciales.

La profesión de wedding planner, ya establecida en Estados Unidos, no empezó a extenderse en España hasta mediados de la década de 2000. Hasta la fecha, el crecimiento es constante y las últimas cifras nos indican que, tras la larga crisis de Covid19, la recuperación es excelente.

¿Qué hace un wedding planner?
La respuesta es: muchas cosas diferentes. También porque hay muchos servicios que puede ofrecer en función de sus habilidades.

Entre estas acciones se encuentran las siguientes:

  • Apoyo a los novios en la elaboración del presupuesto de la boda, que optimiza y gestiona durante toda la organización del evento.
  • Selección previa de lugares y proveedores en función de las necesidades y el presupuesto de la pareja.
  • Presentación de propuestas y apoyo en la toma de decisiones.
  • Preparación del aspecto jurídico y contable de la relación con los proveedores, con especial atención a los contratos y los seguros.
  • Conocer las últimas tendencias en bodas.
  • Apoyo en la definición del concepto de la boda con el servicio de diseño y decoración de bodas.
  • Cumplimiento de las obligaciones legales de los novios.
  • Elaborar el calendario del evento incluyendo los horarios de todos los proveedores implicados y de los propios novios.
  • Controlar el orden de todos los elementos decorativos, desde la puesta en escena hasta el tableau de mariage, los recuerdos y las flores.
  • Coordinación y presencia constante el día del evento para garantizar que todo transcurre según lo previsto y resolver las cuestiones críticas antes de que se conviertan en problemas.
  • Apoyo posterior al evento para el cierre de contratos y pagos a proveedores.

¿Realmente es necesaria esta figura?
Antes hay que hacer hincapié en algo muy importante para todas las parejas que hayan estado visitando lugares y proveedores y hayan oído que se ofrecían servicios de organización de bodas como parte del presupuesto: la diferencia entre un servicio de planificación y un servicio de coordinación.

¿Qué hace el wedding planner frente al coordinador de bodas?
La figura tradicional del wedding planner ofrece un servicio completo. Incluso se podría llamar «todo incluido». En este caso, el wedding planner se encarga de todo lo relacionado con la planificación de la boda, de la A a la Z.

En pocas palabras: los novios llegan ante el wedding planner en un momento en que la boda de sus sueños es sólo una idea, un libro por escribir.

Imaginar ¿cómo realizar esa boda de cuento de hadas? idear y componer el tema del evento, ir con las tendencias de bodas, seleccionar y visitar los lugares, elegir la coordinación gráfica, el estilo de la puesta en escena, los vestidos, las flores, la iglesia…en resumen, todo está por decidir.

Hay que pensar un momento en el lugar: los novios no conocen necesariamente todos los lugares disponibles, quizás sólo los más famosos. Por otra parte, un wedding planner experimentado conoce a fondo la zona y puede sugerir a la pareja lugares de ensueño que, de otro modo, ni siquiera se habrían planteado.

Es precisamente en el caso de un servicio todo incluido cuando el wedding planner se encarga de los aspectos legales, administrativos, fiscales y burocráticos de la boda. El objetivo es dejar a los novios totalmente libres para disfrutar de los preparativos y del gran día sin preocupaciones. ¿Y el coordinador de bodas?

¿Qué hace el coordinador de bodas?
Todo lo que se ha mencionado anteriormente, por el contrario, no está incluido en el servicio de coordinador de bodas. De hecho, como dice la palabra, el coordinador de bodas «sólo» coordina, especialmente el día del evento.

El papel en este caso es mediar entre todos los proveedores, elaborar un calendario, organizar y supervisar la llegada y la disposición del mobiliario, las flores y la decoración y asegurarse de que todo salga bien.

El wedding planner es un asesor integral de los novios. La figura que vela por los intereses y defiende las decisiones.

Wedding planner: los costes
Al fin y al cabo, como ocurre con cualquier tipo de servicio, los costes varían en función del nivel, la experiencia y los conocimientos. Y los recién casados saben muy bien qué tipo de servicio elegir en función del presupuesto.

Lo que es importante reflejar es el verdadero valor añadido del wedding planner y el apoyo constante que ofrece durante todo el periodo de los preparativos.

El trabajo, en términos de tiempo, que un wedding planner dedica a ofrecer a las parejas un servicio totalmente personalizado es realmente mucho.

Pero esto no significa que los costes de un wedding planner sean prohibitivos, al contrario.

El valor de un servicio profesional de wedding planner es mucho mayor que el coste real.

Esto se debe a cuatro razones principales:

-El servicio a medida
El wedding planner ofrece un servicio totalmente personalizado basado en los deseos: no hay ofertas únicas ni estandarizadas. Todo está hecho exclusivamente para cada boda.

-Asociaciones con proveedores
Un wedding planner siempre permite obtener los mejores precios de los proveedores mediante asociaciones establecidas o la mediación de expertos en las tarifas; en muchos casos, esto por sí solo basta para amortizar por completo el coste del servicio de wedding planner.

-Apoyo y resolución de problemas
La figura del wedding planner está siempre al lado de los novios, como intermediario con los proveedores y solucionador de problemas. Todas las demás cuestiones críticas se tratarán incluso antes de que se conviertan en verdaderos problemas.

-Tranquilidad
Un wedding planner garantiza una de las cosas más preciadas a la hora de planificar una boda: tranquilidad y la posibilidad de disfrutar realmente de los preparativos.

¿Por qué un wedding planner es la mejor inversión para el gran día?
Un wedding planner experimentado acompañará con paciencia, profesionalidad, creatividad y experiencia hasta el día de la boda, permaneciendo cerca de los novios para cada elección.

Compondrá el diseño del evento y elegirá a los proveedores más adecuados para hacer realidad la boda, tal y como se ha imaginado. Y durante el evento siempre estará ahí, listo para resolver cualquier problema antes de que nadie se dé cuenta.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico