La dificultad para tragar o disfagia aumenta en Navidad entre mayores y pacientes con ictus, según los expertos

/COMUNICAE/

El Centro de Neurología Avanzada (CNA) asegura que la mayoría de los casos de disfagia por ictus o cáncer tienen cura con el tratamiento adecuado. Inciden en que cerca del 90% de las personas que sufren este trastorno no está ni diagnosticada ni correctamente tratada

Un total de dos millones de personas en España tienen disfagia, una enfermedad que consiste en la dificultad para tragar, ya sean alimentos sólidos y/o líquidos o incluso la propia saliva que se produce por una afectación estructural o funcional de una o más fases de la deglución

En el marco del Día de la Disfagia, que se celebra este lunes 12 de diciembre, la logopeda del servicio de rehabilitación foniátrica del Centro de Neurología Avanzada (CNA), Anelise Sanchis, ha puesto el acento en que «la disfagia es un trastorno que, por distintos y variados motivos, puede afectar a las personas a cualquier edad y que su diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado son fundamentales para que no tenga consecuencias de gravedad».

Según Sanchis, una de cada 17 personas sufrirá un problema de disfagia a lo largo de su vida. La prevalencia de la disfagia se estima entre el 2% y el 16% de la población, e incluso se ha podido observar que cerca del 90% de las personas que sufren esta dificultad en la deglución no está ni diagnosticada ni correctamente tratada.

La disfagia tiene consecuencias para la salud, que afectan considerablemente a la calidad de vida de las personas, ya que se manifiesta desde complicaciones respiratorias, deshidratación, desnutrición, o bien por un problema súbito relacionado con infecciones, principalmente respiratorias o urinarias e incluso episodios de asfixia que pueden llevar al fallecimiento.

«Se trata de un trastorno muy frecuente que puede surgir en cualquier momento de la vida y que afecta especialmente a ancianos», ha dicho la experta, quién ha incidido en que esta afección se agrava en Navidades ya que «las comidas copiosas son más abundantes y en las que los menús son menos adecuados y personalizados».

Por ello, «es importante no bajar la guardia y tener precaución sobre todo con los platos que presenten texturas mixtas con productos sólidos y líquidos a la vez, ya que son mucho más complicados para tragar y pueden conllevar por su dificultad a posibles atragantamientos», ha subrayado.

Entre las principales manifestaciones clínicas observables puede aparecer babeo, restos de comida en la boca, tos mientras se come, sensación de ahogo, regurgitación nasal, arcadas o dolor al tragar, atragantamiento claro o fiebre sin motivo aparente. La disfagia del área orofaríngea, en la que se afecta más la deglución de los líquidos, abarca el 80% de todas las disfagias.

Además, la dificultad en la deglución está presente en pacientes que han sufrido ictus, enfermedades degenerativas, parálisis cerebral o cáncer.

El Centro de Neurología Avanzada (CNA) gracias a esta unidad especializada está consiguiendo grandes logros con personas afectadas por la disfagia gracias al estudio individualizado y personalizado de cada paciente y determinando el tratamiento personalizado que cada caso necesita.

Un estudio y tratamiento llevado a cabo por un equipo multidisciplinar formado por más de 40 profesionales en el que participan neurólogos, psiquiatras, neuropsicólogos, neurofisiólogos, fisioterapeutas, enfermeras, logopedas y terapeutas ocupacionales.

El objetivo es trabajar la rehabilitación de las secuelas de la cirugía o de las consecuencias de una persona que padezca un cáncer o alguna de las situaciones anteriormente expuestas y la prevención de algunos efectos secundarios del tratamiento, a través de un equipo interdisciplinar que evalúe todas las posibilidades.

Para rehabilitar la capacidad del paciente para tragar con seguridad, el logopeda puede indicar ejercicios de sensibilidad y mejorar el rendimiento muscular y oral durante el tratamiento de la disfagia neurogénica. También se pueden recomendar ajustes posturales que eviten la entrada y aspiración de alimentos en las vías respiratorias.

El logopeda especializado en esta área está calificado para actuar en la prevención, evaluación y tratamiento de los trastornos de la deglución en todos los ciclos de vida, priorizando el bienestar del paciente, minimizando los riesgos y maximizando los beneficios relacionados con la salud.

En cualquier caso, el grupo médico «la suspensión, indicación de vía alternativa de alimentación o liberación de nutrición por vía oral están condicionadas a la evaluación del logopeda, en discusión con el equipo interdisciplinar».

El Centro de Neurología Avanzada cuenta en su sede central en Sevilla con más de 900 metros cuadrados, convirtiéndose en el mayor centro neurológico extrahospitalario del país, y que junto con las sedes satélites (CNA) en Huelva, Chiclana de la Frontera y Málaga, realizan más de 35.000 consultas al año con un seguimiento personalizado y continuado al servicio del paciente.

Fuente Comunicae

Ir a la fuente
Author:

Powered by WPeMatico