Un día de relax en la Riviera Maya

riviera mayaTras el palizón del día anterior, el martes nos pusimos en modo relax en la Riviera Maya.

Desayunando en el restaurante La Hacienda le dije a Carlos que a la una de la tarde quería ir a ver cómo dan de comer a los cocodrilos. Pero al preguntar a una recepcionista por el “shou” (como le dicen allá) contestó:

-No hay cocodrilos.

Visto lo visto (que no veríamos a los cocodrilos), estuvimos dando un paseo por la senda del bosque de manglares.

El manglar es un ecosistema natural formado por mangles.

Manglar

Los mangles son unos árboles que pueden crecer en aguas salobres o próximas a ellas. En el tronco y en las ramas habitan especies terrestres de insectos y mamíferos pequeños, como por ejemplo los monos. También se pueden encontrar orquídeas y plantas epífitas, como por ejemplo los musgos.

Al resistir a altas salinidades y a los cambios de mareas, se extienden por las costas tropicales.

Los mangles están protegidos y son muy importantes, porque forman suelos, proveen de alimento a los arrecifes y a especies marinas (moluscos y crustáceos) y sirven de refugio a aves, peces y reptiles.

Y son una barrera natural que amortigua la fuerza del viento de los huracanes y tormentas, protegiendo al litoral de la erosión marina, gracias a la parte más característica del árbol: las raíces.

Harta de hamaquita, solecito y vientecito, dejé los aparejos playeros, y a Carlos en la villa, y me fui a caminar un ratuco por una de las rutas. Y caminando llegué al Orquidario.

Orquidiario de Palladium Hotel Group en la Riviera Maya

Visitando el orquidario del complejo hotelero aprendí muchas cosas acerca de las orquídeas.

Las orquídeas son unas plantas que crecen en casi todos los climas y zonas, desde el Ártico hasta los trópicos. De hecho, abundan en las zonas templadas y tropicales, tanto en número como en diversidad de color y forma.

Cuando las hermosas orquídeas brotan de los troncos de los árboles reciben el nombre de epífitas. También pueden crecer en la tierra o sobre las rocas.

En el mundo se distribuyen unas 25.000 especies distintas. Solo en la península de Yucatán se han localizado 117 especies.

La jornada iba a culminar con una cena en el restaurante brasileño Bahia e Brasa (Carlos hizo la reserva por la aplicación).

El restaurante brasileño se encuentra en Grand Palladium White Sand Resort & Spa.

En esta zona de la Riviera Maya hay un hotel más exclusivo (TRS Yucatan Hotel).

En estás instalaciones hay un lago con servicio de catamarán. (Con posterioridad regresaríamos para pasear).

A las nueve de la noche comenzaba el espectáculo de rock en el Teatro y nos quedamos a verlo.

Al espectáculo le siguió una fiesta de música de los años 80.

Después de mover un poquillo el esqueleto llegó la hora de bajar el telón. Porque sí, el espectáculo debe continuar; pero a nosotros nos quedaba un bajo porcentaje de batería.

Por Carolina Olivares Rodríguez.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico